Aunque no griten, los peces sufren como otros animales.

Cuando les dejamos asfixiándose durante horas o les congelamos vivos, sufren.

Cuando les pescamos de forma brutal con arpones o electrocutándoles, cuando les abrimos en canal o les devolvemos mutilados al mar, sufren.

Y ya es hora de que nos demos cuenta.

“Hay que dejar de mirar a los mares como si fueran peceras donde el ser humano coge lo que necesita. Tenemos una gran responsabilidad con los seres que allí habitan y con este ecosistema”

Aitor Sánchez @midietacojea

 

“Si los peces pudieran gritar, el sonido sería tan ensordecedor que no podríamos escuchar nada más. Por eso es necesario visibilizar su sufrimiento. Porque sus vidas también importan.

Javier Moreno, director de Igualdad Animal

Los peces reaccionan al dolor igual que otros animales.

Tardan hasta 4 horas en morir de asfixia.

1 billón de peces son sacrificados cada año. Sin contar peces descartados, que son devueltos mutilados al mar.

Cada año llegan a los mercados europeos 500.000 toneladas de pescado ilegal.

En los últimos 50 años hemos exterminado al 90% de las especies.

El mercurio y otras toxinas que ingieren afectan al cerebro humano.

España es el país donde más se pesca y se consume pescado de toda Europa. Pero como sabemos que es posible mantener una dieta sana con todos los nutrientes necesarios sin hacer sufrir a ningún animal, os proponemos el RETO FISH TRAP. Rellena este formulario y descárgate el menú semanal que te permitirá reemplazar el pescado de manera saludable y deliciosa.

Hay la falsa creencia que el pescado tiene importantes nutrientes y que estos no se pueden substituir. Descubre las equivalencias de origen vegetal de la mano de la dietista-nutricionista, Iolanda Roma Sala.